Apostar en partidos de fútbol: beneficios y riesgos

Los principales principios y matices de las apuestas en el fútbol.

En general, esta opción de pronóstico se considera bastante prometedora y rentable. Sin embargo, notamos de inmediato un matiz: los partidos de regreso deben esperarse y durante mucho tiempo. Los campeonatos regulares de fútbol consisten en varios torneos: el torneo principal, copas y competiciones entre equipos de diferentes países. La liga mayor generalmente solo tiene partidos de vuelta cuando necesita tener un desempate de salida/descenso. Sin embargo, esto no está en todos los campeonatos. Incluso si se presenta dicho sistema, tomará de 4 a 7 meses esperar los partidos de regreso.

En cuanto a los enfrentamientos de copa, tampoco hay buenas noticias aquí: muchos países han abandonado los duelos a dos piernas, dejando otros similares solo en las etapas decisivas: a partir de 1/4 y más allá. En competición europea, el formato se ha mantenido igual. Por lo tanto, en general, puede comenzar a apostar en los partidos de vuelta desde el final del invierno, el comienzo de la primavera. Hay algunos campeonatos donde toda la diversión comienza en el otoño, pero hay muchos menos y estos no son en su mayoría los torneos más buscados que no ofrecen una gran perspectiva con un mínimo de riesgos.

Si lo resuelve, entonces las apuestas en los partidos de vuelta se pueden usar como una opción adicional para predecir. En primer lugar, no es adecuado para apostadores activos debido al mínimo de tales juegos. Además, las desventajas incluyen la necesidad de ver el primer partido o analizar las estadísticas de todos los combates paralelos. Resaltemos todas las desventajas de esta opción para apostar con una lista:

  • Estacionalidad. Habrá que esperar a los tramos decisivos de los diferentes torneos y centrarnos en el análisis de partidas en un periodo determinado. Por supuesto, no habrá muchos partidos, como en los campeonatos regulares, pero es posible cambiar con perspectivas bastante buenas.
  • No hay garantía de que los primeros partidos lo ayuden a realizar una apuesta con una probabilidad de ganar de al menos un 60-80%. Muy a menudo, los juegos terminan 0-0 o simplemente un empate. Incluso una victoria mínima de un equipo más fuerte no significa nada, por lo tanto, “poner” todo el bankroll en los partidos de vuelta es, por decirlo suavemente, una idea regular. Hay juegos con resultados obvios, pero son 10-30%.
  • Los juegos decisivos son una opción difícil para apostar. Por un lado sí, pero por otro parece que no será difícil tomar una decisión a tu favor. Y no hay otra manera, porque el formato de dos partidos ahora se presenta principalmente en las etapas finales de varios torneos.
  • Regla del gol de visitante. Más recientemente, la UEFA lo canceló, y afortunadamente para muchos apostadores y, lo que es más importante, equipos y jugadores. De todos modos, no hay suficientes partidos de vuelta, y la regla del gol de visitante echa a perder un tipo de apuestas como “El paso de uno de los equipos”. Las remontadas ocurren con bastante frecuencia y es muy decepcionante si el equipo no ha perdido formalmente, pero es eliminado del torneo. Por ejemplo, el primer juego fue 2-1 y el segundo juego fue 2-3. De hecho, empate, pero el segundo equipo, que más goles marcó fuera, llegará más lejos. Esto no volverá a pasar y eso es una ventaja para apostar en los partidos de vuelta, porque los clubes sintonizarán partidos con una gran rentabilidad.


Además, vale la pena destacar el hecho de que los enfrentamientos de dos partidos se pueden llevar a cabo en el formato “favorito” – “forastero”, respectivamente, las cotizaciones no agradarán a sus indicadores.

¿Qué se puede decir de los beneficios? Por supuesto que las hay, porque se lleva a cabo casi cualquier estrategia o tipo de apuesta, y lo principal es creer en el éxito, analizar todo con detenimiento y tener en cuenta muchos factores. Si un equipo ganó 7-0 en el primer juego, puede “fusionar” el segundo poniendo una reserva. O tal vez ganar, porque busca superar algún logro histórico. Hay muchas opciones de este tipo y solo es importante profundizar en la abundancia de información sobre el partido para encontrar la opción correcta. A continuación, considere las principales situaciones que son comunes al apostar en juegos de devolución.

La victoria de un equipo más fuerte con una gran puntuación

Un clásico eterno, el equipo favorito entra al campo en el primer partido con el único objetivo de destrozar al rival, porque hay muchas otras cosas que hacer en las competiciones europeas o el campeonato nacional. Por ejemplo, tomemos un club que ganó el primer juego 6-0. Digamos que ella fue a la casa del favorito. La alineación es fuerte, hay suficientes oportunidades, por lo que el líder llega al segundo partido de buen humor y, en general, sin ganas de dejar salir a los mejores jugadores en el campo. Las casas de apuestas confían en que el favorito no perderá, porque las cotizaciones son bastante bajas, lo que es bueno para los apostadores que pueden coquetear con un hándicap positivo sobre el oponente. Hay varias razones para esto:

  • el favorito necesita recibir 7 goles del oponente, lo cual es inaceptable incluso con el equipo juvenil en el campo y en la historia de tales casos hubo un máximo de 5-8;
  • el líder no dará lo mejor de sí mismo, y el entrenador les dará a los reservistas la oportunidad de demostrar su valía;
  • el equipo que perdió en el primer partido jugará en casa y, de hecho, no hay posibilidad de salir, pero existe la posibilidad de demostrar su valía ante la afición cerrando la puerta con fuerza al final.


Alternativamente, el líder puede ganar, pero mínimamente. Con tales lagunas en la cuenta, las casas de apuestas suelen dar buenas cuotas para un hándicap positivo. También puedes probar “El equipo no perderá + total superior/total inferior a 1.5” o “ganador+empate”. Según las estadísticas de los juegos anteriores, puede decidir los totales.

Por regla general, es razonable apostar en los partidos de vuelta cuando el resultado del primer enfrentamiento es de 4-0 o más. El 3-0 es un remate clásico que aporta confianza pero no cuenta como pase directo a la siguiente fase. Tal victoria no otorga una ventaja incondicional, pero se considera un buen resultado, lo que permite que el favorito se relaje un poco. Si la diferencia de clase entre los equipos es significativa, entonces la respuesta puede ser 3-0 o incluso más.

Es importante entender que el factor estadio también juega un papel. Si el favorito en el camino ganó 5-0, ciertamente no querrá perder en casa, porque esta es la ira de los fanáticos, la disminución de las ganancias, la popularidad y otras cosas negativas. Debería haber al menos un empate, pero esto tampoco lo perdonan todos los aficionados. En este caso, es mejor no tomar un handicap positivo en un outsider, sino considerar la opción con un total bajo. El favorito necesita ahorrar fuerzas, porque lo más probable es que la táctica sea defensiva con contraataques.

Enfrentamiento de equipos jugando en defensa

El momento más desagradable para cualquier aficionado al fútbol es el encuentro de dos equipos que prefieren jugar en defensa. En este caso, es más fácil para los apostadores: apuesta en “total por debajo” o apuestas similares y disfruta de la victoria. En el caso de los juegos de vuelta, puede ser al revés. Por ejemplo, en el primer partido el marcador fue 0-0. El segundo juego puede ir con goles o terminar en tiempo extra, no hay otra manera. Por lo tanto, solo queda analizar las estadísticas, leer las noticias y averiguar qué alineaciones aparecerán en el campo.

¿Qué puede ser peligroso el juego “en seco” de equipos con tácticas defensivas? Después del 0-0, uno de los clubes puede “disparar” y ganar con un gran marcador. O ambos anotarán mucho. Por otro lado, apostar a clubes que prefieren jugar desde la defensa al empate es prácticamente imprescindible y bien hecho. En cuanto a los totales, las probabilidades, etc., debe comenzar con las probabilidades o analizar cuidadosamente los partidos anteriores.

Partidos de favoritos contra favoritos

Una mezcla ardiente que ofrece una variedad de resultados. Muchos recuerdan la remontada del Barcelona ante el PSG y los malos partidos posteriores ante la Juventus. En este caso, se confirma la teoría de la primera situación. Cuando un club gana 4-0 o más, en el juego de vuelta puedes apostar al perdedor en el primer partido con un hándicap y obtener una ganancia del 100%. Para Barcelona con hándicap (+1,5) había un coeficiente de alrededor de 1,6-1,8, y (+1) para 2 y más. Como puede ver, el equipo superó la desventaja con creces.

En la Champions League de la temporada 2020/2021, la situación en el partido Barcelona-PSG transcurrió de manera similar: la ida terminó 1-4, pero en la vuelta no hubo sensaciones y los equipos lograron un 1-1. dibujar. De nuevo, en este caso, un hándicap de más o cero iría para cualquier equipo o en concreto para el Barcelona.

Como puede ver, definitivamente hay posibilidades de apostar en los partidos de vuelta. Sin embargo, no debes desviarte del rumbo habitual: estrategia + análisis riguroso + lectura de noticias y cualquier información útil. Poner como regla o para una fórmula de ganar-ganar el siguiente principio: “un hándicap positivo si el primer partido terminó 4-0 o más” no vale la pena. El fútbol se considera tan versátil que no se ha demostrado la magia habitual de las estadísticas y su impacto en los partidos. Bueno, puede haber cualquier número de coincidencias.
¿Qué factores influyen en los equipos en los partidos de vuelta?

En esencia y principio, las apuestas a los partidos de vuelta no son muy diferentes a las que se realizan en la temporada regular. Los mismos favoritos, de manera similar, pueden ser forasteros y campesinos medios fuertes. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Los partidos de vuelta se llevan a cabo principalmente en las etapas finales de ciertos torneos, por lo tanto, la seriedad de los juegos difiere significativamente de los campeonatos ordinarios.

Pero sea lo que sea, el resultado de un partido de fútbol está influenciado de alguna manera por estos factores:

Motivación. Cuando son cuartos de final, o más aún semifinales, las ganas de llegar a la final son una barbaridad, porque queda muy poco. También hay equipos que absolutamente no necesitan, por ejemplo, la copa nacional, y ponen una reserva en previsión de un partido más importante. Toda la información debe consultarse en noticias e información privilegiada de fuentes confiables. A veces todo es lógico – si el equipo juega la final en unos días, entonces en el partido de vuelta de la copa, después de ganar el primer partido con marcador de 4-0, no será el base el que jugará al 100%.

  • El deseo de resarcirse de una derrota ofensiva en un partido en casa. Bueno, aquí todo está claro: el equipo se ofendió frente a sus fanáticos, por lo tanto, el objetivo número 1: hacer lo mismo con el oponente.
  • Principal rival. Cuando clubes de una misma ciudad se encuentran o han estado compitiendo por los mejores a lo largo de la historia, el resultado puede ser diferente en cualquiera de los partidos. Sin embargo, este definitivamente será un juego de principios, por lo que vale la pena considerar los totales, las probabilidades y se debe prestar especial atención a las tarjetas amarillas/rojas, las infracciones y los córners.
  • Clima. Durante mucho tiempo ha habido mucha controversia ¿por qué los estadios de fútbol no tienen techo? Solo unos pocos estadios en todo el mundo están cubiertos y la gran mayoría están construidos al aire libre. El clima siempre afecta el resultado, especialmente si el calendario de uno de los equipos es muy apretado, incluso un equipo grande no ayuda. Cuando llueve, no vale la pena esperar un partido de varios goles. Del mismo modo, en el calor de +35 grados.

También vale la pena resaltar la forma de los comandos en un orden separado. A veces, una derrota en el primer partido da un impulso para jugar mejor, pero a menudo todo lo contrario: el club “se hunde”, comienzan las fallas en el campeonato y los jugadores salen de mal humor. En este caso, también merece la pena fijarse en quién ocupa el puesto de entrenador. Si este es un seguidor del fútbol estricto y un estratega, simplemente puede fingir que el equipo se ha relajado y en el partido de vuelta los jugadores darán un excelente desempeño. Casi lo mismo sucedió en la remontada del Barcelona, ​​cuando el entrenador de los culés, Luis Enrique, señaló en rueda de prensa que el equipo podía ganar, pero si Neymar y Andrés Iniesta aparecían en el campo. Inmediatamente después de sus palabras, las casas de apuestas colapsaron la línea, pero el brasileño y el español entraron al campo, Enrique sorprendió con táctica y el partido estaba ganado. Otra prueba de que no se puede confiar en los rumores.

La perspectiva de tal método de hacer apuestas definitivamente existe, pero definitivamente no vale la pena usarlo como el principal. Hay suficientes riesgos, puede esperar el inicio de los juegos de devolución durante mucho tiempo y no es rentable quedarse inactivo. Como solución adicional, una buena opción.

XB CASINO 728x90 Jpg

Las apuestas a los partidos de vuelta se consideran una solución bastante interesante, y no solo en el fútbol. En cualquier deporte, hay muchos grandes juegos que incluso mucho antes del comienzo del juego presentan resultados claros y resultados potenciales. Pero no debe contentarse solo con sus propias suposiciones o los pensamientos de “expertos” del exterior. Si apuesta utilizando los consejos y trucos anteriores, no puede estar 100% garantizado de ganar. Por supuesto, un hándicap positivo a menudo funciona en el equipo que perdió en el primer partido y concedió 4 o más goles sin respuesta. Pero no siempre, y es importante comprender esto para no hacer apuestas irreflexivas, perdiendo su propio dinero.